Sin Capital Federal, los mandatarios firmarán un nuevo Consenso Fiscal

MAÑANA CON EL PRESIDENTE
Habilitará a las Provincias a implementar nuevos impuestos como facultad propia y le pone tope a alícuotas de algunos.
El presidente Alberto Fernández firmará mañana con casi la totalidad de los Gobernadores (el Jefe de Gobierno porteño adelantó que no acompañará) un nuevo Consenso Fiscal para lo que será el pronto a llegar 2022 y que, entre otros puntos, impondrá un tope máximo para las alícuotas de los distintos impuestos de cada jurisdicción habilitando con ello a la suba en determinadas provincias. Además, con esa autonomía y facultades tributarias propias de los distritos permitirá la creación de nuevos tributos en aquellos lugares donde no existan.

En este orden de ideas, el borrador que circula entre funcionarios le permitiría a las provincias crear nuevos impuestos, como por ejemplo, un “impuesto a la herencia” y también incrementar otros, como las alícuotas de ingresos brutos de algunas actividades.

El nuevo consenso fiscal fue uno de los temas que el presidente Alberto Fernández compartió durante un encuentro con gobernadores oficialistas, entre ellos el catamarqueño Raúl Jalil, en la Quinta de Olivos la semana pasada y donde se analizó la agenda de ejecución de obras en cada distrito luego de la caída de la aprobación de la ley de Presupuesto 2021.

La propuesta será firmada por casi la totalidad de autoridades distritales incluidos los gobernadores de signo político diferente al gobierno nacional. Casi la totalidad porque el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anticipó su postura en una conferencia de prensa que “la Ciudad no va a firmar el Consenso Fiscal que incluye aumento de impuestos”.
La secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, le contestó al alcalde porteño al recordar que en realidad ese incremento es “algo que ya sucedió y que aprobó su propio gobierno”. Y ejemplificó que “a través de su presupuesto y de sus leyes impositivas (aumentó) un 52% el ABL y las patentes”, mientras que en 2021 había aplicado una suba de un punto a la alícuota del impuesto sobre los Ingresos Brutos a los bancos, que pasó de 7% a 8%, y en 2020 se creó un nuevo impuesto para los usuarios de tarjetas de crédito.

Si bien Catamarca acompañará este lunes con su firma el Consenso 2022, lo llamativo es que habrá respaldo de los tres mandatarios de la Unión Cívica Radical: el jujeño Gerardo Morales, el mendocino Rodolfo Suárez y el correntino Gustavo Valdés. Si bien se manifestaron en contra de que se delegue en las provincias la facultad de establecer o incrementar los impuestos, “no firmarlo para nosotros es volver a la aplicación del Consenso Fiscal 2017 que establece una baja de impuestos no gradual, sino inmediata”.

En el caso de Jujuy impacta en una reducción de recaudación en torno a los 6 mil millones de pesos. La situación de Corrientes y Mendoza es similar, no pueden bajar su nivel de ingresos y su único camino para no perder recaudación es acompañar. No obstante, en ninguna de las tres provincias aumentarían impuestos.

El texto del nuevo Consenso exhorta a los gobernadores a “procurar legislar un impuesto a todo aumento de la riqueza obtenido a título gratuito”. En otras palabras, invita a las jurisdicciones a instalar un impuesto a la herencia, un tributo que está vigente en la provincia de Buenos Aires. A la vez, habilita a las provincias a elevar la alícuota estableciendo un máximo en Ingresos Brutos, tributo que explica entre el 75 y el 80% de la recaudación propia de cada una de estas jurisdicciones. Las nuevas alícuotas máximas son para los sectores Comunicaciones e Intermediación financiera.

En este marco, Batakis explicó que “desde este Consenso no se promueve ningún aumento de impuestos”, sino que “simplemente, lo que se va a hacer es ratificar las alícuotas máximas que estaban vigentes en 2019, 2020 y 2021, pero las provincias mantienen su potestad tributaria”. “Lo único que hacemos nosotros es darle autonomía política a cada una de las provincias para que decidan si aumentan o no, pero con un tope”, enfatizó.

Las facultades tributarias propias se habían eliminado en 2017, cuando la Nación y las provincias, con excepción de San Luis, La Pampa y CABA, firmaron el Consenso Fiscal III, que estableció un cronograma de reducción de alícuotas y se les prohibió a los gobernadores aumentar las alícuotas impositivas provinciales.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 20 =