La cosecha de aceituna sufrirá «pérdidas millonarias»

POR LA FALTA DE MANO DE OBRA
Desde ASOLCAT aseguraron que en Catamarca se perderán cerca de 2 millones de kilos de producción.
El asesor de la Asociación Olivícola de Catamarca (ASOLCAT), Federico Alonzo, afirmó que por la falta de cosecheros la producción olivícola de Catamarca podría sufrir «pérdidas millonarias».

En diálogo con la prensa, el referente del sector sostuvo que hoy el sector tiene “la mitad de gente” de la que necesita para levantar la producción. “No es suficiente para retirar toda la fruta en tiempo y forma”, afirmó a lo que añadió que “estamos muy complicados al igual que los productores de La Rioja, que tienen una situación más grave porque ellos tienen mucha más producción”.

Según cálculos preliminares, Alonzo aseveró que la pérdida en la cosecha podría rondar entre el 30 y el 35% por la falta de mano de obra. “Sucede que la fruta se pasa para lo que es conserva de mesa y ya las empresas no la compran porque está blanda y la atacan los hongos”, detalló agregando que en Catamarca “se perderá entre un millón y medio y dos millones de kilos».

El referente también hizo mención de la situación de La Rioja, al indicar que teniendo en cuenta que tiene una producción de 30 millones de kilos se habla de una pérdida del 30%. “Las pérdidas serían de unos 10 millones de kilos que es un impacto económico gravísimo para la provincia”, dijo.

“Si advertimos que el kilo de fruta está alrededor de un dólar con 40 centavos estamos hablando de 14 millones de dólares de pérdida”, añadió.

Al ser consultado por los motivos de la falta de mano de obra, Alonzo afirmó que esta situación se produce por la implementación de diferentes planes sociales. «Todos estos planes nacionales han fomentado a la gente a la no cultura del trabajo cada vez más», dijo.

«Esto no viene de ayer sino de la época de (Eduardo Duhalde cuando era presidente) con los planes Jefas y Jefes de Hogar que, si bien se crearon por necesidades ciertas y concretas, se extendieron en el tiempo», consideró a lo que agregó que “cada vez son más planes y hay planes municipales, provinciales y nacionales”.

Alonzo continuó defendiendo su postura al sostener que “la gente no quiere trabajar” más allá de que Catamarca está adherida a diferentes instrumentos nacionales que garantizan que las personas que se suman a la cosecha no pierda ningún beneficio social”.

En este marco, aseguró que “la gente de ciudad no sabe trabajar en el campo, que son cosechas duras y difíciles”.

“Tiene que ser gente nacida, criada y sufrida en el campo para trabajar con las inclemencia del sol, el viento y la tierra”, explicó.

Sin embargo y además de la cuestión de los planes sociales, el referente del sector, sostuvo que “mucha gente” se fue a trabajar en la cosecha del maíz y de peras y manzanas en otros puntos del país. “Se juntaron tres o cuatro factores que están generando esta situación caótica de la que ya no podemos salir. Acá no hay milagros de un día para el otro”, dejó en claro.

En cuanto a quien asume el costo de las pérdidas, explicó que se reparten entre los productores y la industria. No obstante, aseguró que además del impacto directo, hay otro indirecto que debe asumir «el comercio en general, al que vende el combustible y los insumos».

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =