Confirmaron la sentencia al cura Juan Gutiérrez y sería inminente su detención

SENTENCIA DE LA CORTE DE JUSTICIA DE CATAMARCA
La Corte también consideró que es culpable de manipular y abusar de la adolescente por su condición de sacerdote.
La Corte de Justicia de Catamarca confirmó ayer la sentencia de 12 años de prisión que fue dictada por la Cámara Penal N°3 al cura Juan de Dios Gutiérrez, condenado por abusar sexualmente de una adolescente de 16 años.
La sentencia fue emitida ayer por el máximo órgano judicial de la provincia y, según explicó la abogada querellante, Silvia Barrientos, esto implicaría una inminente detención del religioso, ya que “para esta sentencia se tienen en cuenta las últimas leyes dictadas en el país que contemplan casos de abuso sexual. La defensa de Gutiérrez puede seguir apelando y recurriendo, pero lo harán con el condenado desde la cárcel, ya que con esta sentencia queda firme la condena”.

Cabe mencionar que la defensa de Gutiérrez tiene aún dos instancias más de queja en la Corte de Justicia de la Nación.
Barrientos, a su vez, expresó que “aún no fue emitida la orden de detención, no nos lo han notificado, pero esto sería inminente”.
La sentencia firmada por los ministros de la Corte de Catamarca, validó lo dispuesto por el Tribunal de la Cámara Penal N°3 el 30 de abril pasado, cuando encontró culpable al cura del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de ser representante de un culto religioso” y como consecuencia lo condenó a 12 años de prisión efectiva.
En sus argumentos, la Corte explicó que no consideró válidos los argumentos de la defensa de Gutiérrez, que en la casación presentada oportunamente, aseguraba que no se acreditó mediante pericias que la víctima hubiese padecido daños psicológicos a causa de los contactos con el sacerdote, entre otras objeciones que la Corte rechazó.

En un párrafo de la sentencia, considera que “Gutiérrez, aprovechando la relación de dependencia, autoridad y poder que ostentaba como sacerdote sobre la víctima, logra doblegar la voluntad de la misma, quien no podía comprender ni consentir libremente la acción y comienza a besarla y realizarle tocamientos inverecundos e impúdicos”, dijo en relación al momento puntual del hecho de abuso.

También refiere que el cura “inventó astutamente esa historia de Padre-Hija, buscando distintas oportunidades para estar a solas con la víctima, envolviéndola con su picardía y confundiéndola, a la vez que, la fue aislando de su entorno, para ser él el centro de su vida, sin proponerle en ningún momento recomponer los vínculos con su progenitor. Ante este escenario, quedó demostrada la forma maliciosa en que la inició sexualmente con una perversidad propia de un manipulador y egocéntrico que sólo tenía interés en satisfacerse y gratificarse sin importar las consecuencias”.
Cabe mencionar que Gutiérrez es el primer cura condenado por abuso sexual en la provincia y actualmente hay dos causas en curso más que tienen como imputados a miembros del Clero.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 10 =