«Se pone en riesgo la vida de las mujeres»

RECORTE AL PODER JUDICIAL
La coordinadora del Observatorio de Género del Instituto Moisés Lebensohn, Vilma Chayle, planteó las consecuencias que traería el retraso en la puesta en marcha del fuero específico para atender los casos de violencia de género, ante el recorte al Presupuesto del Poder Judicial.

El ministro de la Corte de Justicia Hernán Martel admitió que el recorte de $1.100 millones al presupuesto del Poder Judicial impactará en la designación de recursos humanos para la implementación del fuero de Violencia de Género y para la creación de nuevas unidades judiciales en la primera circunscripción judicial. De todos modos, confió en que el Ejecutivo asista con partidas extras para cumplir con estos objetivos.

Al respecto, Vilma Chayle consideró que «en medio de la irresponsabilidad de algunos y una justicia militante que busca nombramientos, siguen muriendo mujeres».

“La mayor cantidad de causas de intervención en los servicios de protección de infancia son conflictos parentales devenidos de violencias familiares y resulta que la prioridad y la urgencia no somos nosotras, ni las infancias y seguiremos sin fueros especializados y revictimizadas”, lamentó. Chayle, quien al poner en números la problemática recordó que en 2019 Catamarca ocupaba el quinto lugar respecto a la cantidad de víctimas de femicidio, mientras que en los dos últimos años, “el confinamiento demostró que el lugar más inseguro para las mujeres y niños, muchas veces es su propio hogar”.

En este planteo, Chayle apuntó que “la quita del presupuesto no solo es más ausencia del Estado, sino mayor falta de acceso, servicio y administración de justicia que pone en riesgo la vida de mujeres”.

“Más del 70% de las denuncias que se radican en unidades Judiciales o en la policía –en el caso del interior- son por violencia de género y/o familiar, sin embargo no hay presupuesto para la justicia y tampoco líneas de prevención o asistencia mínima”, recriminó la dirigente tras sostener que lejos quedó la perspectiva de derechos en los presupuestos y la idea de perspectiva de género e infancias en áreas del gobierno.

Para la coordinadora del Observatorio a nivel nacional, “las decisiones que se toman dan muestra que las mujeres, infancias y disidencias seguirán siendo una nube de palabras hermosas, y enunciados, pero cero en aplicación de políticas públicas acordes a normativas y realidad”.

“Tenemos Ministerio de Mujeres Nacional, Secretaría de Género, pero el acceso a la justicia sigue siendo desigual y restringido, porque al parecer cuánto más lejos vivís, más inaccesible es acceder a tus derechos”, manifestó Chayle.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 4 =