Con una sola lista, la victoria del FT se desinfló en la Capital

EN LAS PRIMARIAS COMPITIÓ CON NUEVE COLECTORAS
De todos modos, mantiene la distancia histórica más grande sobre la oposición, con 5.700 votos de ventaja.
Tal como ocurrió en las elecciones legislativas de 2017, tras el aluvión de colectoras en las PASO, en las elecciones generales el triunfo del Frente de Todos se desinfló en la Capital y bajó la cantidad de votantes que adhirieron a la lista definitiva.

En contrapartida, Juntos por el Cambio tuvo en esta ciudad el mayor repunte de sus candidatos, con un crecimiento que significó dos tercios del total de votos que sumó en toda la provincia entre las primarias y las generales.
La movilización de la dirigencia para las elecciones primarias le dio al FT un triunfo contundente en septiembre pasado, con casi 20.000 votos de diferencia traducidos en 26 puntos porcentuales.

El oficialismo abrió el juego en las precandidaturas al Concejo Deliberante y participaron nueve aspirantes (tras una importante depuración, ya que se habían presentado todavía más listas que luego no prosperaron) y entre todos sumaron más de 41.000 votos, muy por encima de JPC, que apenas juntó 22.000 con solo dos listas en interna.
Sin embargo, tras las primarias la lista definitiva del FT quedó integrada por solo tres de los nueve sectores y ese filtro se tradujo también en las urnas: entre septiembre y noviembre al oficialismo «se le cayeron» más de 5.000 votos (según el escrutinio provisorio). Aún a pesar de que JPC mejoró notablemente su desempeño, ya que levantó más de 8.000 votos entre una elección y otra, la victoria del FT se mantuvo asegurada por unos 5.700 votos.
Aunque el oficialismo ganó en todos los circuitos más populosos de la Capital, la victoria puede explicarse en parte por las diferencias obtenidas en el circuito 3, donde consiguió una luz de 3.700 votos; y en el circuito 5, donde la distancia fue de casi 2.300 votos.

En los circuitos 7 y 8 y 9 también hubo triunfos del peronismo, pero ventajas mínimas: de 320 y 100 votos respectivamente.
Por su parte, JPC logró triunfar en los circuitos 1 y 2, 4 y 6.
El antecedente de 2017 fue idéntico. En esas elecciones el Frente Justicialista para la Victoria también compitió con nueve colectoras, y en las elecciones primarias obtuvo más de 39.000 votos contra los casi 30.000 que obtuvo JPC con solamente dos listas.

Luego, en las elecciones generales, esa distancia no sólo no se mantuvo, sino que el oficialismo se consagró ganador por apenas 398 votos de diferencia: 34.487 versus 34.089 de la oposición, que en las PASO también tuvo dos listas.
Aún considerando que en la Capital este domingo JPC consiguió remontar más de 8.000 votos (lo que equivale a dos tercios de los votos totales que remontó en toda la provincia), entre las elecciones de 2017 y las de 2021 la principal fuerza opositora «perdió» casi 4.000 votantes, mientras que el oficialismo ganó 2.000 y afianzó la victoria.
En la comparación con las elecciones de 2019, la diferencia es más amplia, pero en este caso se suman los votos obtenidos por todos los candidatos a concejales en los distintos circuitos. En esta elección se eligió por la ciudad como distrito único.

Otras fuerzas
La polarización entre los dos partidos mayoritarios no permitió en las últimas elecciones que se incorporara al Concejo Deliberante algún integrante de una tercera fuerza política. En esta oportunidad, el Frente Amplio Catamarqueño superó los 5.400 votos pero quedó a 4.000 de poder meterse en la discusión por una banca.
La elección del FAC, con Walter Arévalo a la cabeza, estuvo cerca de la del Frente de Unidad Ciudadana en 2017, cuando el sector que también conducía Hugo Ávila obtuvo en la categoría de concejales capitalinos 5.626 votos. Tampoco estuvo cerca de una banca: necesitaba 3.000 más.

El Frente de Izquierda, por su parte, mantiene un piso de 5.200 votos que lo ubica en cuarto lugar y prácticamente no varía, por lo que tampoco le alcanza para una banca en el Concejo.
La última vez que ingresó un concejal por otra fuerza que no fuera de las mayoritarias fue en 2013, cuando Liliana Barrionuevo encabezó la lista del Frente Tercera Posición.
Aquella elección, además, fue la última que ganó el entonces Frente Cívico y Social en la Capital.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 6 =