Aumenta el pan: el kilo de francés costará entre 200 y 220 pesos

RIGE DESDE HOY
Primer incremento del año. Obedece al incremento de la materia prima y las paritarias del sector.
El presidente del Centro de Industriales Panaderos y Pasteleros de Catamarca (Cippac), Miguel Juri, confirmó que desde hoy rige un nuevo aumento en el precio del pan. El kilo de pan francés rondará entre los 200 y los 220 pesos. Entre los motivos que impulsaron la suba del producto se encuentran el incremento de los insumos para la elaboración y las paritarias del sector.
Juri explicó sobre el incremento del valor del producto: “El aumento va a rondar entre el 10 y 15 por ciento. Nosotros tomamos como precio de referencia el pan francés y va a ser entre 200 y 220 pesos el kilo de pan. La Faipa (Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines) tenía un porcentaje de entre 13 y 18 por ciento. Nosotros, en el contexto en el que estamos en la provincia de Catamarca y haciendo un esfuerzo, no podemos más de un 10 y 15 por ciento. Incluso los números nuestros nos dan de un 20 por ciento de aumento pero no podemos”.

En relación con los motivos de la suba del precio, el referente del sector explicó: “Aumentó la harina, la levadura, la margarina, los huevos, todo subió, así que no podemos mantener el mismo precio. Otro aspecto que incide en la determinación del aumento son las negociaciones por las paritarias del sector, el aumento de sueldo para los empleados”.

Baja en las ventas
En relación con el consumo del pan, Juri comentó: “Lamentablemente en la medida en que nosotros aumentamos, se nos merman las ventas. No nos convienen a nosotros los aumentos porque en el contexto en que estamos en la provincia de Catamarca, con salarios bajos, no hay movimientos, lo sufrimos en el mostrador. Siempre hay menos ventas de pan”.
El presidente del Cippac remarcó la necesidad de que las panaderías que no se encuentran registradas lo hagan, para ofrecer mejores condiciones laborales a los trabajadores y seguridad en el producto que se comercializa.

Al respecto, Juri comentó: “La clandestinidad es un problema de vieja data y siempre estamos esperando a que regularicen la situación, porque lógicamente los empleados necesitan tener los beneficios laborales. Lamentablemente hay una cantidad de panaderías que no están registradas y trabajan al margen de la ley. Esto también genera la competencia desleal, tenemos precios de 100 pesos, pero no sabemos adónde y cómo se lo produce. El pan es un alimento fundamental y en esos casos no se sabe si es saludable lo que están vendiendo”.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =