El oficialismo se anotó la aprobación del presupuesto provincial en Diputados

EN UNA SESIÓN ESPECIAL
La oposición dijo que no acompañaba porque tenía dudas, pero insistió que el lunes pasado se reunieron con el Ejecutivo por consensos.
Ayer, el bloque oficialista del Frente de Todos, con el acompañamiento del bloque unipersonal Consenso Federal, consiguió aprobar el presupuesto de la Provincia (y de ambas Cámaras) en Diputados en una sesión especial que duró alrededor de cinco horas y que fue aprobada durante la mañana de forma legítima y procedimentalmente. Juntos por el Cambio, el primer bloque de oposición, quedó “sorprendido” tras la aprobación de la sesión especial y cuando se trató el presupuesto plantearon que quedaban “dudas razonables” sobre la iniciativa. Casi similar a lo sucedido el viernes en el Congreso.

No obstante, en reiteradas oportunidades desde la oposición indicaron que hubo una reunión el lunes de esta semana con el máximo representante del Ejecutivo y su ministro político en la búsqueda de consensos para acompañar el proyecto. El presupuesto de la provincia, que fue estimado en $201.512.946.139 para el próximo año, llegó al recinto con dos despachos de la comisión de Hacienda. Uno por la mayoría (oficialismo) y otro por la minoría (oposición).

El primero de ellos, el cual fue finalmente aprobado, incluyó una modificación: disminuyó el número de cargos en planta permanente dentro del Ejecutivo (de 47.460 bajó a 47.154). Cabe señalar que el presupuesto de ambas cámaras para el próximo año, aprobado ayer con media sanción, también reduce el número de cargos.

El despacho de la minoría por su parte, solo aconsejaba “modificaciones en General y en Particular conforme se explicitarán en ocasión de su tratamiento”. Este despacho fue cuestionado por el oficialismo en el debate.

Tras la exposición de María Argerich (FT) como informante del despacho por la mayoría, el presidente de la bancada radical Luis Lobo Vergara expresó que hubo sorpresa en el bloque por el “arrebato” del oficialismo en tratar el presupuesto en sesión especial. Más aún, cuando “había importantes conversaciones con el Ejecutivo tendientes a lograr consensos”. “La falta de valores está relacionada a la falta de palabra”, acotó.

Con un discurso más técnico, la opositora Silvana Carrizo observó que la inflación contemplada dentro de la ley de leyes se traducirá en “superpoderes al Ejecutivo para aumentar las partidas discrecionalmente” y apuntó que las dudas dentro del bloque fue por la falta de explicaciones de parte de funcionarios del Ejecutivo. Además, deslizó que el proyecto no tenía datos reales y que faltaba transparencia.

La réplica llegó de mano de Argerich, quien consideró insensato “escuchar que cuando en Catamarca queremos dar un marco de previsibilidad digan que dibujamos un presupuesto”. También señaló que “los recursos que no queden contemplados en una primera instancia serán incorporados a medida que se vayan percibiendo en la nación” por la reconducción del presupuesto nacional.

“El oficialismo hoy nos impone un presupuesto que es un mamarracho”, disparó el opositor Tiago Puente para detallar que “ayer (por el lunes) fuimos convocados por el Gobernador y el ministro de Gobierno para trabajar responsablemente, pero hoy nos encontramos con el arrebato de su tratamiento; me pregunto si hay un doble comando en el Gobierno”.

Luego de varias exposiciones, el radical José “Chichi” Sosa volvió sobre esa reunión: “El propio Gobernador, junto a su vicegobernador y su ministro político convocaron al primer bloque de la oposición en la idea de, al menos, transmitir oficialmente de buscar puntos de coincidencia en el presupuesto”. En este sentido, dijo que estaba la “necesidad de que discutamos todo lo que haya que discutir y nos saquemos las dudas que lógicamente se tienen y también definiendo una cuestión temporal, requería tratarlo la semana que viene”.

Otra respuesta a los planteos de Juntos por el Cambio llegó con las palabras del oficialista Augusto Barros. Apuntó que la oposición “jamás quiso sacarse las dudas” y tildó de mamarracho el despacho de la comisión que hizo la minoría. “No se escuchó cuáles son las modificaciones que se proponen al presupuesto”, dijo para disparar que “estaban desesperados por ir a casa de Gobierno”. Incluso preguntó si “querían llevarlo al límite para que el 27 no pudiéramos tratarlo” y deslizó que “algo aprendimos durante los 20 años que fueron Gobierno”.

La presidenta de la Cámara, Cecilia Guerrero, se sumó a las réplicas indicando que la oposición ponía “excusas para justificar lo injustificable”. “Con la excusa de la ‘duda razonable’ fueron difiriendo y renunciando tácitamente a la posibilidad de realizar aportes e incluso, tuvimos la prudencia de no plantear la improcedencia manifiesta de esa suerte de despacho de comisión”.

Sobre el final del debate y antes de la aprobación al presupuesto, Lobo Vergara reconoció que el dictamen podía ser cuestionable desde la técnica pero que el objetivo fue “una demostración cabal de la palabra del bloque, fue una señal en la búsqueda de consensos”.

Reestructuración
Por otra parte, en la cuarta sesión extraordinaria se aprobó con modificaciones los cambios en la ley de Ministerios. Si bien se mantienen la reducción de 18 a 16, dos de ellos cambiaron denominación: Trabajo, Planificación y Recursos Humanos por un lado e Integración Regional, Logística y Transporte por el otro.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =