Adhemar Capital, también con problemas en Tucumán

DEMORAN PAGOS Y REESTRUCTURAN DEUDAS
El diario La Gaceta de Tucumán publicó un extenso artículo en el que informa sobre los problemas que tiene la empresa Adhemar Capital para cumplir con sus compromisos en esa provincia. La firma de Edgar Adhemar Bacchiani tiene su sede allí en Yerba Buena y, como en Catamarca, está reestructurando los contratos.

Adehmar Capital celebró acuerdos en Tucumán por los que se comprometía a pagar a los ahorristas intereses de entre el 10 y el 23 por ciento en pesos y del 15 por ciento promedio en dólares cada 30 días durante seis meses , cumplidos los cuales el inversor podía recuperar el capital o seguir invirtiendo.

El matutino, en el artículo titulado “La trama secreta del tropezón de la financiera Adhemar”, firmado por el periodista Gustavo Rodríguez, reproduce testimonios de varios clientes, que accedieron a hablar si no se los identificaba. “Primero te atienden con turno. Y cuando hablás con ellos te dicen que van a ofrecerte un plan de reestructuración del acuerdo al que llegaste. Lo que te ofrecen es volver a empezar de cero con el acuerdo. Te dicen que te harán un nuevo plan, también a seis meses, pero con una tasa muy inferior y después de ese tiempo, recién podés hablar de devolución de plata”, contó M.A.R.

L.C. M. señaló: “En mi caso me bajaron la tasa del 15 al 8% y sé de casos que la reducción llegó hasta un 10%. Lo que pasa es que te ponen en una encrucijada. Si vos les decís que sólo querés recuperar tu capital, te patean para otra reunión y, según me dijeron, también ofrecen un plan de pago en cuotas, que en principio, no es de cobro inmediato. No tienen idea de la cantidad de gente que creímos el verso que nos hicieron. Hay personas que tenían el dinero para comprar una casa y lo metieron aquí para aspirar a una mejor y ahora están entrampados”.

La Gaceta destaca que “no existe el menor indicio de cómo está compuesta la cartera de clientes de Adhemar Capital” y también que hasta el momento no existen denuncias contra la firma en sede judicial.

Funcionarios judiciales se contactaron con una joven que había denunciado una estafa en contra de un familiar en un video que difundió por You Tube, pero la muchacha no quiso avanzar en tribunales.

“Acá nos encontramos ante un problema. Muchos ahorristas no podrán justificar el origen de esos fondos y tendrán que ser investigados por evasión tributaria o lavado de activos. Por ese motivo muchos prefieren optar por el silencio para no sufrir otro mal mayor”, explicó una fuente judicial al diario tucumano.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =