Casi el 40% de los catamarqueños no acompañó a ninguna fuerza

ELECCIONES 2019 || EN LOS COMICIOS DEL DOMINGO
Según el escrutinio definitivo, entre los votos en blanco y la abstención, el 39,3% del padrón no optó por ningún candidato.
Si bien no produjo cambios en la distribución de bancas, el escrutinio definitivo dio a conocer algunas particularidades de la elección legislativa del domingo pasado. Una de ellas es el poco interés de una porción importante del electorado local a las propuestas que había para elegir tanto para el Congreso Nacional como para la Legislatura provincial.

Una vez más, el voto en blanco fue la tercera opción más elegida por los catamarqueños en edad para votar. En esta elección y de acuerdo con el escrutinio definitivo, para la categoría Senador Nacional hubo 17.748 votos en blanco, que en términos porcentuales significan el 7.82% de los votos válidos. Estos números, colocan al voto en blanco por arriba de las propuestas del

Frente Amplio Catamarqueño, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores y del Frente Con Vos Podemos y solo por detrás del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio.

Más llamativo aún es que el voto en blanco toma fuerza en las categorías de Diputados Nacionales y Provinciales. En el primera, consiguió la adhesión de 19.979 (2.231 votos más que para Senador Nacional) lo que significa el 8.8% de los votos válidos.

En la segunda, la diferencia es un poco menos, ya que consiguió 19.726 voluntades (1.978 votos más que en la categoría Senador Nacional) lo que significa un 8,69% de las personas que concurrieron a las urnas.

Tomando la categoría Diputados Provinciales y comparando el impacto del voto en blanco en esta elección con el de comicios anteriores, sale a la luz que fue menor en relación con 2019, que llegó a 14,5% (36.817 votos) y mayor en relación con las elecciones de 2017, que llegó al 7% (15.625 sufragios). En 2019, se elegía las categorías Presidente y Vice, Diputados Nacionales, Gobernador y Vice, Diputados Provinciales, Senadores Provinciales, Intendentes y Concejales. En 2017, solo se eligió Diputados Nacionales y Provinciales, Senadores Provinciales y Concejales.

Pero el voto en blanco no es el único indicador del desinterés de parte del electorado local respecto a las propuestas políticas. El otro, que aún es más notorio, es la alta abstención registrada en estos comicios. De un padrón de 327.035 catamarqueños habilitados para sufragar concurrió el 69,39%. Este porcentaje coloca a Catamarca por abajo de la media nacional que fue del 71%.

En la comparación con elecciones anteriores, se advierte que la concurrencia a las urnas en 2019 fue del 79,67% en base a un padrón de 318.501, mientras que en 2017, fue del 71,79 % sobre un padrón de 311.027 votantes.

Teniendo en cuenta la categoría Diputados Provinciales y si se suman los votos en blanco con el nivel de abstención, sale a la luz que el 39,3% del total de los habitantes de la provincia en condiciones para votar no se mostró interesado por ninguna de las listas que tenía para elegir en el cuarto oscuro y optó, ya sea por no concurrir a las urnas o asistir a los centros de votación pero sin poner ningún voto en el sobre.

Tercera fuerza
Si bien el voto en blanco es la expresión del electorado en contra de las propuestas políticas, permite hacer el ejercicio de cuántas bancas en la Cámara de Diputados provincial le corresponderían si esta expresión fuera canalizada a través de un frente o partido político. En este sentido y de acuerdo con el sistema D’Hondt, el voto en blanco se quedaría con dos escaños de los 21 que se ponían en juego. Ante este panorama, tendría una banca más que el Frente Amplio Catamarqueño, que se quedaría con una. Estas dos bancas que obtendría el voto en blanco corresponderían al Frente de Todos. En ese sentido, el reparto de diputados sería el siguiente: 10 para el FT, ocho para JC, dos para el voto en blanco y uno para FAC.

Por otra parte, teniendo en cuenta el porcentaje de votos en blanco en las elecciones de 2019, se advierte que esta expresión habría conseguido tres bancas más. En ese sentido, en diciembre, el voto en blanco tendría un bloque de cinco diputados, convirtiéndose en el tercer bloque más importante del cuerpo.

Para compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + once =