“No existe la independencia judicial si no hay autonomía presupuestaria”

MIGUEL FIGUEROA VICARIO, PRESIDENTE DE LA CORTE DE LA JUSTICIA DE CATAMARCA
En alusión al recorte del 30% que tendrá la Justicia catamarqueña para el año que viene.
El Presupuesto 2023 que se encuentra en análisis en la Legislatura Provincial no solo generó cuestionamientos dentro de la oposición en la cámara baja sino también del Poder Judicial, que realizó algunos planteos sobre lo que considera podría resentir el servicio de Justicia el próximo año.

Miguel Figueroa Vicario, presidente de la Corte de la Justicia de Catamarca, se refirió al presupuesto para el Poder Judicial estipulado para 2023, que tendrá un recorte del 30%. Como cortesano, se manifestó “extremadamente preocupado”. Vicario recordó que al momento tratar el presupuesto para este año, se aceptó disminuir 1.100 millones de pesos para destinarlos a Salud y Desarrollo Social, implicando una merma del 15%, por lo que en octubre el Poder Judicial se quedó sin recursos para funcionar o para pagar sueldos.

Por medio de notas, como se lo solicitaron desde el ámbito judicial, gestionaron los fondos para pagar los sueldos de noviembre y diciembre, sin contar el aguinaldo. Así, Vicario consideró que “no existe la independencia del Poder Judicial si no hay autonomía presupuestaria”. “Y autonomía presupuestaria significa al menos que el Poder Judicial cuente con un 5% del presupuesto general y pueda administrarlo con autonomía, con independencia”.

El presidente de la Corte señaló que esta situación “erosiona” la autonomía presupuestaria y “pone en jaque la propia independencia”. “Porque no se olviden que este Poder Judicial tiene que controlar los actos del Gobierno y a ese mismo gobierno tenemos que pedirle recursos para funcionar”.

Volviendo a lo previsto en materia presupuestaria para el otro año, Figueroa Vicario sostuvo que si se materializa el recorte del 30% del presupuesto judicial recortando 5.500 millones de pesos para el periodo siguiente, significará que “en septiembre del año 2023 quedaremos sin recursos”, por lo que se repetiría la historia de este año y deberían gestionar fondos para pagar, por ejemplo, sueldos.

En ese sentido, el cortesano sostuvo que lo que pretende el Poder Ejecutivo es que cuando el Poder Judicial dé los aumentos salariales, esto sea aplicando sobre el sueldo lo que percibían los agentes de la administración de Justicia a enero del año, es decir, siguiendo la pauta salarial de la provincia. Ante esto, agregó: “Nos reprochan que gastamos mucho porcentual del presupuesto en gasto de personal, pero se olvidan que este Poder Judicial presta un servicio. Nosotros no construimos puentes, rutas, el Poder Judicial es un servicio de justicia adonde, necesariamente, el mayor gasto es gasto de personal.

”Si se disminuyen los fondos del presupuesto del Poder Judicial, (será) un impacto severo a la autonomía presupuestaria que redundará, por cierto, en disminución, en aceptación, en zozobra a la independencia del Poder Judicial”. Vicario precisó que no puede haber asignación de funciones sin asignación de recursos.

Por otra parte, sobre esta situación, el magistrado mencionó que la situación ya fue puesta en conocimiento del gobernador Raúl Jalil, del vicegobernador Rubén Dusso e incluso de miembros del gabinete. Sin embargo, hasta el momento no encuentran una solución a este recorte.

Finalmente, el presidente de la Corte de Justicia expresó en Cae el Telón que los tres poderes del Estado deben funcionar con “armonía” y se debe respetar la “independencia” de cada uno.